Cómo calibrar la plataforma sin morir en el intento

From IkasLab
Jump to: navigation, search

Como hemos dicho, el calibrado de la cama es esencial para asegurarnos de que está bien nivelada en toda su superficie y para que la distancia entre las boquillas del cabezal y la cama sea la correcta al imprimir la primera capa. El proceso de calibrado consiste en poner un folio entre las boquillas del cabezal y la cama, y mover el cabezal a tres puntos diferentes de la cama. En estos tres puntos el folio se tendrá que poder mover ofreciendo un poquito de resistencia. El proceso es sencillo pero tenemos que seguir unos pasos para hacerlo correctamente. Para mover los tres ejes utilizaremos el control manual de Repetier.

Control manual de repetier.jpg


A continuación desarrollamos el proceso de calibración paso por paso:


Calibrado1.jpg


1- Ponemos un DIN A4 encima de la cama, estando esta fría.

2- Bajamos un poco la cama mediante el control manual de Repetier, por ejemplo 1cm.

3- Llevamos el cabezal al primer punto de calibración utilizando el control manual de Repetier, por ejemplo la esquina trasera izquierda.

4- Una vez que hemos puesto el cabezal en ese punto subiremos la cama utilizando el botón “casa Z” de Repetier, así la cama subirá hasta el punto de origen.


Calibrado2.jpg


5- Cuando tengamos la cama en su punto de origen, el folio de papel que hemos puesto entre la cama y el cabezal lo tendríamos que poder mover pero con un poco de resistencia. Si no es así tendremos que regular la posición de la cama manualmente utilizando la tuerca que aparece en la foto.

Si soltamos la tuerca, por la fuerza del muelle, la cama subirá. Por el contrario, si la apretamos, la cama bajará. Cuando consigamos que el folio de papel se mueva con un poco de resistencia entre la boquilla y la cama tendremos ese punto bien fijado.


Calibrado3.jpg


6- Con lo cual repetiremos lo hecho para este punto en los otros dos puntos restantes, que serán la esquina trasera derecha y la parte central delantera.

Es importante que antes de mover el cabezal de un lado a otro bajemos la cama con el control manual de Repetier, y una vez que hayamos posicionado el cabezal, volvamos a subir la cama al punto de origen utilizando el botón “casa Z”.

Cuando terminemos este proceso tendremos la cama bien nivelada y la distancia aproximada entre la cama y la boquilla será igual en toda la superficie. Pero es muy importante que al comienzo de cada impresión observemos que esa distancia es adecuada por si tenemos que regularla un poco. Si no dejamos la distancia adecuada podemos tener problemas a la hora de imprimir la primera capa.